Moguer. El paraíso de Platero y Juan Ramón Jiménez

Visitar Moguer fue un sueño

Hola queridos divos y divas del mundo. Quería compartir mi experiencia viajando a Moguer, un bonito pueblo de casitas blancas coronado con una torre, que como bien decía el poeta, recuerda a una giralda. Moguer es el paraíso de Platero y Juan Ramón Jiménez. Tenía muchas ganas de conocer la tierra del poeta, me sentí como en casa. Para mi Juan Ramón Jiménez es un gran referente del arte y la cultura de nuestro país. Una figura que además traspasa fronteras. No tiene principio ni fin, su palabra es la cosa en sí misma, creada nuevamente por su alma (parafraseando al poeta). La eternidad de Juan Ramón y su obra es algo innegable. Moguer es la representación viva de ello. Visitar el lugar donde nació y vivió su niñez inundó mi ser de magia y trazos de nostalgia.

Haciendo un tour por Moguer os puedo mostrar algunos de los lugares clave que debéis conocer. Aunque el hecho de pasear por allí y embriagarte de sus flores y anhelos, brinda un grado de inspiración y satisfacción que me cuesta explicar con palabras. 

Lo primero que visitamos fue la linda plaza del Ayuntamiento. Allí hay una escultura dedicada al poeta y a la representación de Platero. Platero no era uno, sino todos los burritos plateados que acompañaron a Juan Ramón durante su infancia. 

Plaza Ayuntamiento de Moguer - Palabra de diva

 

Casa Museo Zenobia – Juan Ramón Jiménez

El Casa Museo Zenobia – Juan Ramón Jiménez, es una maravilla de visita obligatoria. Gracias a la donación que realizó el matrimonio al Ayuntamiento de Moguer, podemos visitar el Museo Casa, con todos los bienes y pertenencias del matrimonio. Está todo amueblado como si allí siguieran viviendo. Te transportas al entrar en cada una de las estancias, a su vida y a sus recuerdos. La mayoría de los muebles pertenecen al domicilio que tenían en Madrid, ya que es donde permanecieron más tiempo. 

Visitar la casa del matrimonio fue un gran descubrimiento, porque hasta la fecha, no sabía lo increíble que fue la figura de Zenobia Camprubí. Reconocida como una de las grandes primeras feministas de la historia de España. Os animo a investigar un poco sobre ella, me han entrado muchísimas ganas de leer alguno de sus libros. 

La historia de amor de Zenobia y Juan Ramón, fue bastante curiosa. Según cuentan, ella no quería casarse con un español, consideraba que estaban muy atrasados con respecto al American lifestyle. Juan Ramón, además era un hombre melancólico y meditabundo, que distaba mucho del carácter de ella, pura energía y vitalidad. Fue gracias al trabajo de traducción que realizaba Zenobia junto a Juan Ramón, lo que hizo que pudiese llegar a enamorarse de él. 

+ info

La Casa Museo tiene un precio de 3,50 € y para estudiantes de 2,50 €. Hay visitas guiadas que se incluyen en este precio. Uno de los tesoros de la casa es Biblioteca. Allí aguardan escritos en diversos idiomas y libros dedicados por grandes escritores, como Federico García Lorca o Luis Cernuda. 

Aquí os muestro algunas de las fotografías que hicimos en la casa.

Museo Casa Zenobia y Juan Ramón Jiménez en Moguer - Palabra de diva

Museo Casa Zenobia y Juan Ramón Jiménez en Moguer - Palabra de diva

Museo Casa Zenobia y Juan Ramón Jiménez en Moguer - Palabra de diva

Museo Casa Zenobia y Juan Ramón Jiménez en Moguer. El patio y Platero - Palabra de diva

Escritura de Juan Ramón Jiménez en Moguer - Palabra de diva

La escritura del poeta se considera que es aljamiada, ya que recuerda a los escritos en alfabeto árabe o hebreo, algo bastante ilegible. Sus traductores eran Zenobia y su sobrino Francisco. 

 

 

Casa natal del poeta

La casa natal de Juan Ramón Jiménez nos habla de cómo era el Moguer de su nacimiento. También conocemos más en profundidad la historia familiar del poeta. Y como ya le contaba el poeta a Platero “Aquí en esta casa grande, nací yo, Platero. Desde el mirador se ve el mar.”

El precio recuerdo que era similar al de la Casa Museo. 

Espero haberos despertado todo el amor que siento por Juan Ramón y su obra, y por supuesto, por el pilar fundamental de su vida y su creación, Zenobia. 

Casa natal de Juan Ramón Jiménez en Moguer - Palabra de diva

Mirador de la Casa Natal de Juan Ramón Jiménez

 

Cielo

Te tenía olvidado,

cielo, y no eras

más que un vago existir de luz,

visto -sin nombre-

por mis cansados ojos indolentes.

Y aparecías, entre las palabras perezosas y desesperanzadas del viajero,

como en breves lagunas repetidas

de un paisaje de agua visto en sueños…

 

Hoy te he mirado lentamente,

y te has ido elevando hasta tu nombre.

Juan Ramón Jiménez

 

Besos pink

@Palabradediva

Deja un comentario