Ingres y Georges de La Tour, Museo del Prado

¡Hola divos y divas del mundo! ¿cómo estáis hoy? Martes soleado, nuevo post divino asegurado. Ayer nuestra adorada Gran Vía de Madrid sopló 106 velitas, este post estaba configurado para ser publicado ayer, pero por motivos más o menos divinos me fue imposible. Así que ya está aquí Palabra de diva, para darle los tintes pink a tus días 🙂 Sin más preámbulos…

Una de mis grandes pasiones en la vida es, la historia del arte. Es algo que me fascina, que puede transportarme a ese lugar casi del mismo modo que a Mary Poppins y su querido amigo el deshollinador. Se produce una conexión supercalifragilisticoespialidosa entre esta diva que escribe y los lienzos que revive.

Hace unos días finalizaba en el Museo del Prado la tan esperada exposición de Ingres así que para variar, y para no hacer alarde de mi innata puntualidad (risas) fui a disfrutarla el último día, concretamente el 27 de Marzo. Allí anduve sumergida entre pinceladas casi imperceptibles, intensos colores, retratos y sus pinturas estrella, las de temática histórica. Era de lo que menos abundaba en tan ingente colección artística (quién hubiera tenido un antepasado con buen ojo crítico para que hubiera invertido en alguna de estas magníficas obras, que tan bien le harían a la decoración de un salón con estilo, osea al mío)

Así que salí enamorada de varias de sus obras (Soy de amor a primera vista, necesito nutrirme visualmente at first) pero sin duda, la mejor representación artística que contemplé y la cual puedo incluir en mi top 5 de “pinturas que me han hecho desvanecer de la emoción” es “Rugiero libera a Angelica”, allí me quedé, perpleja, ese gran lienzo acaparando toda mi atención en el centro de aquella sala con luz tamizada, en frente de tal obra “La gran Odalisca” tan significativa obra del trabajo del artista como poco inquietante tras contemplar la gran hazaña de Rugiero. Las delicadas y cuidadas líneas del desnudo femenino, la teatral expresión de los personajes que se presentan en escena, nos transportan a una historia mas o poco creíble, la incredulidad de crear semejante belleza se hace tangible en tan cuidadas obras, no puedo expresar con más palabras.

Ingres_Ruggiero_liberando_a_Angelica

“Ruggiero libera a Angelica” (1819)

Ingres-edipo-y-la-sfinge

Edipo y la esfinge, (1808)

Paolo_et_Francesca_Ingres_Angers

“Paolo y Francesca” (1819)


Otra exposición temporal que aún podéis encontrar en el Museo del Prado hasta el día 12/06/2016 es la de Georges de La Tour. ¡Me llevé una grata sorpresa al descubrir las obras de este pintor! ya que en algún lugar recóndito de mi memoria se hallaba sumido en un profundo letargo. Mi querida @Lidia_dean no dudó en recordarme que en una conocida escena de “La Sirenita” se puede ver uno de los más afamados lienzos de este artista. Os recomiendo 100% que vayáis a esta exposición, las obras del artista están ordenadas “cronológicamente” según la opinión de numerosos especialistas, ya que poco se sabe de sus inicios artísticos. La colección de obras, en la que encontramos cómo única iluminación, el candor de una vela, son apasionantes. La sala está perfectamente ambientada en nuestro querido Museo del Prado, tal es así, que al sumergirte en esta colección de pinturas, puedes sentir cómo te envuelve el silencio de las escenas y la iluminación de una llama candente.

Georges-de-la-Tour-san-jose-carpintero-con-el-niño

San José carpintero, 1645

Georges_de_La_Tour_Magdalena_penitente

La Magdalena penitente, 1642-1644

Georges-de-la-Tour-angel

El sueño de San José, 1630-1635

He de añadir que me he inscrito como “Amiga del Museo del Prado” en la modalidad Joven (menores de 25 años) y estoy super contenta de formar parte de esta gran familia, os dejo aquí el link para que conozcáis todas las ventajas que tiene y en qué consistiría vuestra aportación a este maravilloso mundo artístico.

“Ser una diva es saber descubrir el arte en cada lugar, en cada pasión” #Palabradediva

Deja un comentario